Y volvemos hoy de nuevo con una interesante manualidad decorativa como la que podemos ver en la imagen, que no es otra cosa que una divertida corona con la cara de Papa Noel.

El proceso es muy sencillo. Tenemos que hacernos con toda la maña y paciencia que tengamos disponible para poder llegar a buen puerto. Es aconsejable realizar antes los moles para evitar estar tirando material por fallos durante el proceso.

A partir de los moldes ya no nos costará trabajar el foamy. Pasamos las figuras y las recortamos.

Es muy importante fijarnos en la imagen todas y cada una de las piezas que conforman esta manualidad, y antes de ir fijándolas con pegamento, recomendamos presentarlas para comprobar que no se nos haya olvidado ningún detalle.