Cuando realizamos manualidades, es muy recomendable recordar siempre que es un buen método para reciclar materiales y trastos viejos que tengamos por casa.

Hoy vamos a realizar un lapicero utilizando una vieja guía de teléfonos que ya no utilicemos.

Para confeccionarlo no tendremos más que recortar tramos de varias páginas cuyo largo dependerá de la medida que queramos darle al lapicero. Seguidamente doblamos cada tramo en forma de hoja y lo aseguramos en sus extremos ayudados por unas grapas. En el caso de que sea demasiado grueso y no dispongamos de grapas de gran tamaño, podemos pegarlo con cola y fijarlo con unas pinzas hasta que seque.

Por último no tendremos más que unir cada hoja en su parte central con otras hojas que preparemos y ya tendremos nuestro nuevo lapicero.