Lo ideal en las fiestas de Halloween es conseguir que los más pequeños de la casa se involucren en la decoración y participen en la misma a través de las manualidades. Por ello, puede ser ideal para que se pongan las pilas y aprendan y se diviertan realizando figuritas de Halloween.

En la imagen hemos añadido algunos diseños a partir de los cuales nos podemos guiar. Como siempre que trabajamos con foamy, lo que recomendamos en primer lugar es preparar unos moldes antes de cortar el material. Después pasamos e dibujo al foamy y ya podemos recortar tranquilos (aunque con cuidado, por supuesto).

Para los más pequeños es recomendable empezar con figuras más sencillas como las estrellas que podemos ver a la derecha.

Conforme vayamos avanzando, tendremos que ir añadiendo todos los detalles, ya sea con otros materiales o incluso dibujando las caritas con lápices o rotuladores especiales que evitan que se estropee con el tiempo.