Las pulseras fabricadas con hilos de colores son un regalo fantástico para hacer a los amigos como representación de la amistad.

Para fabricar nuestras propias pulseras de hilo no necesitaremos más que hilos de colores y, por supuesto, unas tijeras.

Para empezar cogemos, por ejemplo, cuatro hilos de distinto color y los anudamos en uno de los extremos. Ahora no tendremos más que ir “abrazando” los hilos entre sí hasta conseguir los diseños deseados. Para ello tendremos que ir alternando los hilos.

Dependiendo del diseño que queramos conseguir, tendremos que utilizar un orden u otro. Eso sí, lo cierto es que en cuanto nos ponemos unos minutos, enseguida vamos cogiéndole el tranquillo.